Esta página también está disponible en Inglés Inglés.

A partir de ahora le ofrecemos un sistema regulador de 2 cilindros con Crash-Sensor electrónico, que le permite utilizar el gas durante la conducción.

¿Qué lo hace especial? En caso de “alarma de gas”, el Crash-Sensor puede restablecerse cómodamente desde la cabina del vehículo.

Gracias a la unidad de protección contra choques (CPU) patentada, es posible utilizar dispositivos de consumo como calefactores, neveras, etc., durante la conducción y también cuando está detenido. La unidad CPU está firmemente unida al chasis del vehículo mediante 4 tornillos.

En caso de accidente, frenada de emergencia o incluso de inclinación de 57° o más; el suministro de gas se interrumpe inmediatamente. Además, casi todos los dispositivos de aviso de gas habituales pueden conectarse directamente a la unidad CPU. En caso de “alarma de gas”, el suministro de gas también se interrumpe inmediatamente para su mayor seguridad.

Las directivas de la UE sobre aparatos de calefacción según la norma 2001/56/CE, incluida la normativa especial para Francia, se cumplen en su totalidad.