Esta página también está disponible en Inglés Inglés.

Proyectos 2016

En el corazón de África

En el corazón de África

Este niño necesita atención urgente en un hospital de Baraka apoyado por Médicos sin Fronteras. Sufre de gravemente de malaria.

La situación política y humanitaria de la República Demócrática del Congo es inestable desde hace decenas de años: el desplazamiento y la violencia, las enfermedades y la desnutrición amenazan la vida de las personas. Los brotes de enfermedades y las epidemias, como la malaria, el sarampión y el cólera, se repiten una y otra vez. Los equipos de Médicos sin Fronteras proporcionan atención sanitaria básica en el país más grande del corazón de África, tratando a los niños desnutridos y a los pacientes de malaria y sarampión. Operan a personas lesionadas, acompañan partos y tratan a pacientes con tuberculosis y VIH. Los equipos también se dedican a la prevención sanitaria: vacunan a miles de niños mediante campañas a gran escala, educan a la población sobre cuestiones de salud y distribuyen mosquiteros que protegen contra la malaria.

Con 3000 €, Médicos sin Fronteras puede tratar a más de 11 500 niños contra la malaria. Con 5000 € ó 7800 € serían más de 19 000 niños o más de 30 000 niños.

En Sudán del Sur

En Sudán del Sur

En nuestro hospital de Melut tratamos principalmente a personas que han sido expulsadas de su región por los enfrentamientos.

La situación política y humanitaria en Sudán del Sur ha sido inestable durante decenios. Una y otra vez la gente sufre debido a los conflictos armados. La violencia ha aumentado a menudo en el país. Alrededor de 1,5 millones de sudaneses del sur huyen de los combates en su país. Necesitan ayuda médica de emergencia, alimentos, agua potable y refugio. El acceso a las personas desplazadas es un gran desafío para las organizaciones humanitarias en muchos lugares. En algunas zonas, Médicos sin Fronteras es la única organización de ayuda que ofrece atención sanitaria a la población. Los equipos proporcionan asistencia quirúrgica, atención básica de salud, obstetricia, programas de nutrición, distribución de suministros de socorro y campañas de vacunación.

Con 8000 €, Médicos Sin Fronteras puede, por ejemplo, administrar anestesia a 325 personas gravemente heridas que tienen que someterse a una cirugía de urgencia tras un brote de violencia. Con 3000 € ó 10 000 €, serían más de 125 heridos graves o más de 400, respectivamente.